sábado, 25 de abril de 2009

2 LECCION

NOTAS MUSICALES


Son figuras musicales que representan la altura del sonido. En la música se utilizan siete notas que son:


DO RE MI FA SOL LA y SI.


Para saber la altura exacta y el nombre de las notas se utilizan los signos llamados claves, las cuales se colocan al principio del pentagrama.

Existen tres tipos de claves, y son:

Las claves anteriormente mencionadas se colocan de la siguiente manera en el pentagrama:

Clave de Sol en la segunda línea


Clave de Fa en la 3ra y en la 4ta. líneas.

Clave de Do en la 1ra., 2da., 3ra, y 4ta. líneas.

EL PENTAGRAMA

Es la unión de cinco líneas paralelas y cuatro espacios que sirven para escribir las notas y los signos musicales. También se lo conoce como pauta musical.

Estas líneas y estos espacios se cuentan de abajo hacía arriba. Tanto las notas como los signos musicales se escriben dentro y fuera del pentagrama.

..............LÍNEAS
5 ___________________________________________________________
4 ________________________________________________4__________
3 _________________________________________________3_________
2 __________________________________________________2________
1 ___________________________________________________1_______

ESPACIOS ...................

IMPORTANTE: Las líneas y los espacios del pentagrama toman un nombre de acuerdo a la clave de la siguiente manera:

Clave de Sol

Clave de Fa

La clave de Fa que comienza en la 4ta línea asigna ese nombre a la misma y desde allí se ordenan los nombres tanto hacia arriba como hacia abajo del pentagrama según podemos observar en el gráfico a continuación.

Lo mismo sucede con la clave de Fa en 3ra línea.

Clave de Do:

La clave de Do que comienza en la 3ra línea asigna ese nombre a la misma y desde allí se ordenan los nombres tanto hacia arriba como hacia abajo del pentagrama según podemos observar en el gráfico a continuación.

Lo mismo sucede con las claves de Do en 1ra, 2da y 4ta líneas

LAS FIGURAS MUSICALES

Las figuras musicales nos indican la altura del sonido en el pentagrama y su duración. Esta duración se indica por medio de las siguientes figuras:

Vale anotar que la duración de las figuras musicales siempre dependerá del compás en el que se encuentran (Valor Relativo):

FIGURA DURACIÓN


Redonda Es la unidad

Blanca Es la mitad de la Redonda

negra Es la 4ta parte de la Redonda

Corchea Es la 8va parte de la Redonda

Semi-corchea Es la 16va parte de la Redonda

Fusa Es la 32va parte de la Redonda

Semi-fusa Es la 64va parte de la Redonda

Las figuras tienen tres valores:

Valor Propio.- Es el valor que tiene cada figura por sí sola ejemplo.: la redonda tiene 4 tiempos, la blanca tiene 2 tiempos , etc.

Valor Comparativo.- Es el valor que tiene una figura comparada con otra, ejemplo.: una redonda es igual a 2 blancas, una negra es igual a 2 corcheas.

Valor Relativo.- Es el valor que toman las figuras según el compás al que pertenecen, ejemplo:

una negra vale un tiempo en compás 4/4
una negra vale medio tiempo en compás 2/2

Partes de las figuras músicales:

Generalmente las notas escritas hasta el segundo espacio del pentagrama, tienen la plica por el lado derecho y hasta arriba, y de la tercera línea en adelante, tienen por el lado izquierdo y hacia abajo.

Signos que aumentan el valor de las figuras

. Punto.- El punto va colocado a la derecha de la figura y aumenta exactamente la mitad del valor de dicha figura:

..Doble Punto.- Un doble punto, colocado después de una figura, le aumenta la mitad del primer punto, o sea la cuarta parte del valor.

Calderón.- Prolonga la duración de la nota. La duración se puede mantener según el gusto musical. El calderón aparece con frecuencia al final de una composición.

Ligaduras

Ligadura Conjuntiva: Es una línea curva que une dos o más notas del mismo nombre y de la misma altura, es decir une el valor de las dos figuras convirtiéndolas en un solo sonido.

Ligadura Expresiva: Es una línea curva que une dos o más notas de diferente altura, señala una indicación de fraseo, de respiración y articulación, es decir de legato. Este tipo de ligadura puede llegar a unir multitud de compases dentro de una misma frase o englobar únicamente dos notas, indicando una apoyatura.


Silencios

Son signos que indican la interrupción momentánea del sonido, cada figura tiene un silencio por lo cual la duración del silencio es igual al de la figura:

Signos de repetición

Doble barra con dos puntos que encierran la tercera línea del pentagrama, indicando que se debe repetir desde el principio de la composición:

Cuando dos de estos signos se encuentran encerrando un fragmento, significa que se debe repetir una vez el fragmento:

Casillas: Se colocan encima del compás o compases que están antes del signo de repetición, ejecutando en la primera vez la primera casilla y en la repetición (segunda Vez) se suprime la primera casilla y solo se ejecuta la segunda:

Signo Da capo: DC

Se trata de un signo escrito en italiano, y viene a decir "desde el principio"; indicando una repetición, de principio a fin, de la partitura. Generalmente equivale a la barra de repetición, aunque cuando se añade la indicación al Fine, hay que repetir desde el principio y finalizar donde se lea Fine.

Se muestra en la partitura como se ubica y usa el símbolo Da Capo.
Figura 28. El signo Da Capo dispone de dos variantes para hacer
este símbolo más versatil.

Coda

Indica una referencia y puede aparecer como CS al coda o DC al coda. Su significado es que después de la repetición, hay que saltar al segundo símbolo Coda. Puede estar también en el comienzo del tema.





Líneas Divisorias

Son líneas que atraviesan el pentagrama y cuya función es dividirlo en compases.

Doble barra final

Son dos líneas divisorias que se colocan al final de una composición indicando que la misma ha finalizado.

Los compases

Para que la lectura de la música sea ordenada, necesitamos dividir la grafía en una serie de porciones iguales. Estas porciones se llaman compases. Dividen al pentagama en partes iguales, y agrupan a una porción de notas musicales en el pentagrama.

El compás está dividido, a su vez, en partes iguales que se denominan tiempos. Todas estas divisiones ayudan a la lectura de la música. Imagina un pentagrama sin compases; sería imposible leer la música.

La figura 4 nos muestra las compases:

Un pentagrama con compases y líneras divisorias.
Figura 4. Los compases y líneas divisorias nos
ayudan a leer música

Como se aprecia en la figura, existe una línea divisoria o barra de compás que separa un compás del siguiente. Esta barra de compás cruza perpendicularmente al pentagrama.

Además está la doble barra que, básicamente, nos indica que en el próximo compás se ha introducido un cambio significativo; como por ejemplo, un cambio en el tempo. Por último, también está la barra final que, como su propio nombre indica, señaliza el final de la lectura. Sería como el punto y final en una obra literaria.

Dos barras perpendiculares al pentagrama: doble barra, y un signo al final: la barra final.
Figura 5. La doble barra y la final nos asisten
en la lectura musical.

Podemos señalizar con la doble barra:

  • La separación en partes de una partitura.
  • Una modificación de la tonalidad, o una variación en el compás.
  • Algún cambio en la partitura que queramos resaltar a partir de la doble barra.

Fórmula de compás

En la lección destinada al compás se ha dicho que éste se divide en una serie de porciones iguales que se llaman tiempos. Para saber en cuantos tiempos, y la duración de cada uno, se divide el compas tenemos un símbolo llamada fórmula de compas.

Se trata concretamente de una fracción a continuación de la clave en cuyo numerador se indica el número de tiempos, y en el denominador la figura de valor que hace de unidad para medir la duración de dichos tiempos.

Un pentagrama con fórmula de compás y la unidad de tiempo y compás.
Figura 7. La fórmula de compás nos indica el número
de tiempos y su duración
  • La figura de valor que equivale en duración a un tiempo se llama unidad de tiempo
  • La figura de valor que, en duración, coincide con un compás se llama unidad de compás

Lo más corriente es que sea la negra la unidad de tiempo, ya que se usa mucho el 4 como denominador en la fórmula de compás. Cuanto más usemos figuras, como unidad de tiempo, cercanas a la redonda, menos figuras de corta duración podremos usar.

Una lista con emparejamientos entre denominadores y figuras.





Compases simples y compuestos

Estos son compases con una estructura de tiempos (divisiones del compás) sencilla. En la práctica, son simples los que, en su fórmula de compás correspondiente, tiene como numerador 2, 3 y 4.

Los compases con dos y cuatro tiempos se denominan binarios, y el que tiene 3 tiempos ternario. Por otro lado, pueden tener cualquier denominador en su fórmula de compás.

La unidad de tiempo de estos compases son figuras simples (sin puntillo); y son la base para formar otros más complejos.

Pentagrama con compases sencillos, se se?alan la unidad de tiempo y de compás
Figura 12. Los compases binarios y ternarios son sencillos
en la estructura de sus tiempos.

En cuanto a los compases compuestos, tienen una estructura más compleja; se caracterizan por tener como numerador 6, 9 o 12. Si cojemos un compás simple y multiplicamos por dos el numerador y el denominador nos quedará uno compuesto.

Compases simple y compuestos con su divisiones binarias y unidades de tiempo.
Figura 13. Unidades de tiempo y divisiones binarias para
los compases simples y compuestos.

LA UNIDAD DE TIEMPO EN LOS COMPASES COMPUESTOS
ES UNA FIGURA CON PUNTILLO

La cifra indicadora en los compases

para los compases simples, el numerador de la fórmula de compás nos dice el número de tiempos en el compás. El denominador refleja la figura que valdrá un tiempo; es decir, la unidad de tiempo. Para los compuestos es igual con la salvedad de que el denominador refleja como unidad de tiempo la figura con puntillo.

Correspondencias entre fórmulas de compás y figuras de valor.

Los compases de amalgama

Esta clase de compases se obtienen sumando dos o más compases simples o compuestos entre sí. Así pues, amalgamar quiere decir unir dos o más cosas, en este caso compases.

Los compases que tiene por numerador 5, 7 o 9 son los de amalgama simple. Para obtener uno de 5 se unen uno de 2 y otro de 3. Para el de numerador 7 se unen uno de 3 y otro de 4 . Para el de 9 se unen uno de 4, otro de 3 y otro de 2. Cabe decir que éste último no se usa ya que se confundiría con el compuesto de mismo numerador.

Aunque es posible amalgamar compases compuestos, en la práctica no se hace ya que el resultado de esta acción da compases de 15/8 (6+9), 21/8 (9+12) y 27/8 (6+9+12). Estos compases son solo teóricos, siendo los que más se usan los de 5 y 7 tiempos.

En la figura 15 se puede observar bien la unión de los compases en uno de amalgama:

Distintos compases de amalgama en donde se dividen en compases más simples.
Figura 15. Los compases de amalgama son el resultado de la fusión de dos
o más compases simples o compuestos.

Por último es conveniente considerar que en la música no existen las reglas extrictas. Podemos unir cualquier tipo de compás, o cambiar el tipo de compás amalgamado en cualquier parte de la partitura; incluso de ritmo.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada